¿EN QUÉ CONSISTE LA DISCOLISIS CON OZONO?

Esta técnica consiste en la introducción de ozono en el núcleo pulposo del disco con una aguja adecuada. Esta técnica se divide en dos fases:

  • Primera fase: Discografía. Se inyecta una pequeña porción de ozono y se comprueba radiológicamente la ubicación.
  • Segunda fase: Nucleolisis propiamente dicha. Se inyecta la cantidad restante de ozono completando así la dosificación del ozono con oxigeno.El procedimiento se realiza en quirófano con anestesia local y una suave sedación. La técnica puede repetirse en una o dos ocasiones (se puede realizar dicha técnica hasta un total de tres sesiones) si el resultado no es suficiente. La técnica es realizada por el servicio de neurocirugía y el equipo de la Unidad del Dolor.
  • El tiempo medio de duración es de aproximadamente 30 minutos.

RIESGOS TÍPICOS

  • Cefaleas (dolor de cabeza). Frecuente. Remite a las pocas horas
  • Síncope vasovagal Poco frecuente. Es un “mareo” que suele darse en ciertas personas ante determinadas situaciones (análisis de sangre, visión de sangre, agujas, dolor…) Se acompaña de sensación de calor, sudor y desvanecimiento. Debe avisar si nota estos síntomas.
  • Discitis (infección del disco). Muy infrecuente. No suele ocurrir puesto que el ozono es un germicida importante (hiperoxidante). En caso infrecuente de infección se requiere un tratamiento antibiótico.
  • Radiculopatía por contactar en la raíz con la aguja Chiva. Muy infrecuente.
  • Dolor en el sitio del pinchazón. Muy frecuente.
  • Hematoma en el sitio del pinchazo. Muy frecuente.