¿EN QUÉ CONSISTE LA RADIOFRECUENCIA FACETAS CERVICALES?

Esta técnica consiste en la introducción de unas agujas especiales que unidas a un generador de radiofrecuencia producen calor en un electrodo situado en su punta, originando una coagulación en las terminaciones nerviosas de unas pequeñas articulaciones de su columna vertebral cervical, llamadas facetas, para tratar dolores de la región cervical de carácter mecánico.

Es una técnica poco dolorosa pero un poco incómoda. Se emplean unas agujas dirigidas con radioscopia (rayos X) para localizar el lugar de inyección. Suele durar entre 20 y 25 minutos. Se suele canalizar una vía venosa (un suero) y se emplea anestesia local y una sedación ligera para hacer el procedimiento más cómodo para el paciente.

RIESGOS TÍPICOS

Las complicaciones más frecuentes que pueden aparecer son:

  • Molestias locales en el lugar de punción que ceden en pocas horas con analgésicos convencionales.
  • Síncope Vasovagal. Es una mareo que suele darse en ciertas personas ante determinadas situaciones (análisis, visión de sangre, dolor, etc). Se acompaña de sensación de calor, sudor y desvanecimiento. Debe informar al personal sanitario si nota estos síntomas. No es grave y cede con atropina que se puede administrar de manera preventiva.

Existen otras complicaciones muy poco frecuentes:

  • Lesiones de las raíces nerviosas de la zona cervical por desplazamiento inadvertido de la aguja hacia el orificio de salida de estos nervios de la columna.
  • Hematomas en la zona de punción. (poco probable).